Ponte cómod@, tómate un café, y prepárate para aprender con la historia que estás a punto de leer…

  • AndrésMauricio

Consejos de padre - parte 1 de 3

Actualizado: 29 de nov de 2019

Papá, sé que estás ocupado, pero, ¿será que puedo hablar contigo un momento? Preguntó Leonardo a sus 17 años. Él veía a su padre como modelo a seguir.


Claro Leo, cuéntame, te noto algo inquieto. ¿Te pasó algo?


No, papá. O bueno, sí, es que hay alguien que me gusta. Nunca había sentido algo tan fuerte por una persona, pero no sé cómo hacerme notar. Quisiera que fuese mi pareja; me veo creando un futuro juntos. Aunque sé que debo dar el primer paso, y quisiera un consejo tuyo. Veo que tú atraes fácilmente y debes tener una fórmula que funciona para conquistar.

Lamento informarte, hijo,

que el amor está lejos de tener una fórmula mágica, al igual que los negocios.

Pero lo que sí te puedo compartir son algunos parámetros a tener en cuenta, tanto en tu proceso de conquista, como para la relación que quisieras durara por muchos años.


Primero, es importante conocer a esa persona especial. Voy a suponer que es Clarita, que por cierto es una chica muy linda, inteligente, y demasiado agradable; hasta tu mamá la aprobaría. Es importante conocerla porque el hecho que a ti te guste ella, no quiere decir que tengas chance como su pareja. Aún si le atraes como hombre, puede, por ejemplo, que tenga planes de vivir en el extranjero y eso genere conflicto con tu plan de estudiar para apoyar el desarrollo del agro nacional. Pero sé que no es el caso, porque ella se ganó la beca en la Universidad Local, ¿no? Bueno, pero volviendo al tema, es importante que la conozcas, que sepas qué busca ella en una pareja; habrán cosas, que, aunque le gustarían, pueden ser obviadas si tienes otras características que le importen más. Como si le atraen los hombres rubios, por ejemplo; tú claramente no cumples con ese factor, pero como eres tan centrado y tienes metas en la vida, puede que el cabello negro y crespo, que heredaste de tu taita, ahora sobresalga sobre la cabellera de cualquier príncipe azul. Lo importante es recordar, que, aunque tú quieres estar con ella y buscas tu propia felicidad, la inspiración siempre debe ser ella para que funcione; quien ella es, lo que ella siente, y a lo que ella aspira… hasta lo que ella detesta es importante conocerlo.


Segundo, y en consecuencia con esto último, vas a pensar en cuál es esa propuesta ganadora que le vas a hacer. Haz de cuenta que eres un producto, y lo que quieres es que ella te compre a ti, que se enamore de ti. Tú, como producto, tienes ciertas características. Algunas son muy llamativas, como tu atractivo físico, lo aplicado en la academia, y que eres muy sociable y amable; pero esas las puede tener cualquiera. De manera que quieres ir un paso más allá para diferenciarte de los demás chicos que pueden interesarse en Clarita. Algunos pensarán que se diferencian siendo el mejor jugador de fútbol del barrio, hablando perfectamente 2 idiomas, o ganándose una beca en el mejor instituto culinario para hornearle los mejores platillos. Y es cierto, esos factores los hacen diferentes, pero, ¿realmente los hace sobresalir como los mejores ante los ojos de Clarita? ¿Crees que Clarita se enamorará solo del fútbol, los idiomas, o la comida?


Obvio no papá, pero es que…


¡Exacto! Porque como te dije en el primero punto, lo más importante es Clarita. ¿Qué quisiera encontrar ella en una pareja?


Pues para Clara lo más importante es encontrar a alguien con quien se complemente, con quien puedan compartir gustos y hacer memorias de pequeños detalles. Alguien con quien pueda reír pero también disfrutar un libro juntos; alguien que sea emprendedor, y a la vez juegue en equipo. Que sea un buen amante y un padre ejemplar para sus hijos; o sea, alguien con el que puedan crear y crecer juntos. Pero lo que te quería decir es…


Tú lo has dicho hijo, de modo que podrías decirle que le vas a presentar al chico perfecto para ella, que anhela un futuro familiar y con metas alcanzadas en pareja (o sea, le estarás hablando de lo que ella quiere, de lo que ella valora). Con este comienzo, ya tendrás su interés. A lo que puedes seguir con algunas características de aquel joven. “Lo he visto con su hermanito, y lo quiere como si fuese su guardián y mejor amigo; Va a ser ingeniero agrónomo, y ya tiene una beca porque quiere dedicarse a emprender proyectos que permitan el progreso de campesinos en el país. Además de ser todo un caballero, es una persona sencilla, goza de un buen sentido del humor y le gustan los planes que tengan que ver con arte y la naturaleza, como a ti Clarita”. Y hasta acá, a ella ya le atrae el personaje, tiene ganas de conocerlo, y hasta se imaginó un futuro con esta persona. “Lo más interesante, Clarita, es que no te he dicho quién es. Pero salgamos el viernes, vamos a cenar y te lo presento.”


Así es hijo, el producto, que es lo que Clarita va a comprar, acaba de pasar a un segundo plano, porque lo más importante es que responde a lo que a ella le gustaría. También es cierto que ese producto tiene muchas otras características positivas, pero mencionarlas todas, en vez de enamorar puede terminar abrumando a Clarita. Así que decirle que también es sociable no aporta a lo que es importante para ella. O, decirle que es lindo, puede sonar raro, o hacerla sentir algo superficial. Y no es que esas cualidades no sean buenas, es que es mejor sorprender siendo aún mejor cuando vea al producto.


Entonces, llegará el viernes, hijo. Tú entras al restaurante y mencionas la reserva a nombre de Clara Monsalve – dándole importancia a ella. Los guían hacia la mesa en la sección VIP, con las luces tenues y la mesa decorada de forma especial con pétalos de rosas, alumbrada con una vela en forma de corazón. Y ella se pregunta por qué solo hay 2 sillas en aquella mesa. Y, ¿el chico que me va a presentar? Se preguntará ella. Tú la asistirás con su silla, le entregas un sobre y le indicas que con lo que hay adentro reconocerá a aquel chico que muere de ansias por hacerla feliz cuando lo vea. A lo que ella procederá emocionada, pero intentará disimular abriéndolo lentamente, para encontrar una foto de ustedes dos en aquel sobre, puede ser ésta que tomaste en su último cumpleaños. Dejará caer una lágrima por su mejilla y te abrazará aceptando ser tu pareja.


Sí papá, linda historia, pero el tema es que…


¡Ya sé! Quieres saber qué pasará de ahí en adelante. Y tienes razón hijo, porque el reto hasta ahora comienza.

Sobre Nosotros

Redes Émprendedores

  • Facebook - círculo blanco
  • LinkedIn - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
¿Te gustaría apoyar a Emprendedores?

Tú puedes ayudar a que la logística de  talleres, asesorías e iniciativas que realizamos juntos a prymÉmprende, llegue a más Emprendedores y aumente los beneficios para ellos.